• Tcnl (R) Rodolfo Richter

Combate de Río Pueblo Viejo

Actualizado: abr 21


El "Combate del Río Pueblo Viejo", el 14 de febrero de 1975 .

Comentarios sobre el Bautismo de Fuego del Combate de Río Pueblo Viejo.

El ERP no supo, hasta que fue derrotado, cual era el desempeño de los hombres del ejército en combate, tanto de los oficiales y suboficiales como de los soldados. Consumió su propia propaganda que afirmaba la superioridad moral de los guerrilleros al luchar por un mundo más justo y la cobardía de los oficiales, aburguesados por sus privilegios. No esperaba mucho más de los suboficiales y creía que los soldados serían reticentes a combatir o que desertarían, pasándose a las filas de la guerrilla, muchos de ellos, cuando el ejército tuviera sus primeros reveses. Nada de eso sucedió sino todo lo contrario. Obnubilado en su propia doctrina, el ERP nunca comprendió que los hombres del ejército no luchaban por privilegios sino por valores importantes que motivaban su lucha. Algo similar ocurrió con la población tucumana. Existían serios problemas sociales pero la solución de los mismos no pasaba, en la conciencia colectiva, por la lucha de clases ni por la guerra revolucionaria. La actitud, en general, de los pobladores de la zona fue mantenerse al margen del conflicto y vivir en paz en la medida que podían. Posteriormente dieron su apoyo al ejército cuando quedó comprobado que éste no se iría del lugar dejándolos expuestos a posibles represalias.

Es muy escaso el conocimiento que los argentinos tienen de la Operación Independencia y de los enfrentamientos que hubo, y también suele estar retaceado o deformado por las intencionalidades políticas e ideológicas. Cuando la Operación Independencia llegó a su fin, de manera extraoficial , no se editó ninguna obra al respecto, ni siquiera una crónica. Recién en 1988, FAMUS editó Operación Independencia, sobre un trabajo realizado en el Estado Mayor del Ejército. La obra no fue muy completa en razón de que se detenía más en las acciones de 1975, particularmente en el monte. El libro de FAMUS fue por unos diez años prácticamente la única versión bibliográfica. Posteriormente aparecieron otras que en general minimizaron el poder de la subversión; desconocieron los enfrentamientos armados, tanto en el monte como en la ciudad de Tucumán y redujeron la Operación Independencia a la categoría de represión ilegal. Se puede afirmar que cada época estuvo signada por una versión parcial de los hechos, ajustada a la influencia política del momento y muy pocas veces con una mirada objetiva y desapasionada.

Sobre el particular del combate de Pueblo Viejo, éste es ignorado por el público y sólo conocido parcialmente en el ambiente militar con muchas imprecisiones. El ejército fue escueto en la difusión del enfrentamiento que al ser muy sorpresivo dejó instalada la versión de una emboscada montada por la guerrilla. La posterior declaración de los testigos presenciales más cercanos, quedó para conocimiento de la justicia sin que saliera de ese ámbito. En 1975, y tampoco hoy desgraciadamente, existe la costumbre de realizar una crónica de los hechos como paso previo al trabajo histórico. En un conflicto armado y hasta que se realiza la historia del mismo, hay un público ávido de noticias. Y si esa noticia no la dan las fuerzas propias, quedará como cierta la que da el enemigo. Sobre Pueblo Viejo el ERP difundió un escueto parte de guerra en la revista Estrella Roja del mes de marzo de ese año. Decía que el ejército había atacado a un grupo guerrillero que se replegó causando las bajas conocidas. Al mismo tiempo rendía homenajes a los compañeros muertos: Vicente Lasser y Héctor Toledo, elevándolos a la categoría de héroes. No decía nada del guerrillero abatido en el río ni reconocía ninguna otra baja a pesar de los indicios existentes. Fuera de la noticia de los periódicos y del relato de Estrella Roja, que no llegaba al gran público, no se volvió a hablar de este hecho ni de muchos otros que ocurrieron después.

El combate de Pueblo Viejo tuvo un auténtico héroe: el teniente 1º Cáceres. La nación argentina podría haberlo mostrado como ejemplo para la ciudadanía en general y para la juventud en particular, pero no lo ha hecho. Es cierto que no es el único héroe del pasado y del presente, pero tampoco abundan como para ignorar su existencia. El acto heroico de Cáceres no solo no ha sido mostrado, sino que también ha quedado confundido con otros actos que no superan lo meramente meritorio o peor aún, reemplazado por conductas deleznables de una nueva y dudosa moral. La entrega de la vida por el otro, no es un hecho usual. Es un hecho extraordinario que no puede concluir con la entrega de una medalla a los deudos. Merece otra consideración que debe extenderse en el tiempo y que sirve a la formación de las futuras generaciones de una nación. Así lo han entendido todos los Estados que han querido progresar en el mundo, y lo han ignorado los que han comenzado a transitar el camino de la decadencia.

Rodolfo Richter TCnl ( R )

02 mayo 2012

#Docs

123 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now